Saltar al contenido

Leopardos

leopardos

Los leopardos han formado parte durante muchísimo tiempo del grupo de grandes felinos que habitaban la tierra, con lo que existe bastante controversia por lo que respecta a su origen.

Su proceso evolutivo se presenta como un buen enigma a resolver, aunque existen bastantes fósiles y sobre todo ideas con las que trabajar. Identificadas por científicos a día de hoy existen más de 15 especies de leopardos.

Información del leopardo

Como ya te he dicho pertenece sin lugar a dudas a la familia de los grandes felinos cuyo nombre científico es Panthera pardus. Es un animal carnívoro que puede llegar a vivir hasta los casi 20 años.

Es un felino, pero el más pequeño de los de su especie. Aunque su cuerpo es largo y bastante fuerte, con unas patas mucho más cortas que las del resto de los felinos pero compensa esta falta con su velocidad y potencia.Dónde-vive-el-leopardo

Pueden llegar a alcanzar los 60 km por hora, una velocidad impresionante ya que esto lo consiguen en periodos cortos de tiempo.

Antes de seguir decirte algo que quizá también te suceda a ti, y es que se les confunde forma habitual con el jaguar y los guepardos.

En cuanto a la descripción del leopardo decir en primer lugar que su anatomía en general resulta muy interesante. De cabeza grande, dientes bastante afilados, redondas y pequeñas orejas con las que tiene una excepcional audición.

center>

El pelo de los leopardos es de color marrón pero en tono claro con una pizca de rojo y dorado. Y si seguimos analizando veremos alguna roseta de color negro incluida en el pelaje. Estos colores tan vistosos fue la causa de su persecución antaño pues se apreciaba la piel para hacer abrigos.

Pueden llegar a pesar hasta 90 kg, siendo los machos hasta 30 kg más pesados que las hembras. Aunque aquí hay que tener en cuenta que su peso variará en función de la zona que le ha tocado vivir.

Existe la creencia de que el tamaño de los machos les sirve de ayuda para determinar si a la hembra le interesa o no aparearse con él, además de tener un mayor territorio. ¡Curioso verdad!

Por lo que respecta a sus dimensiones pueden medir hasta el metro y medio de longitud aunque se dan casos de incluso 2 metros. La cola es simplemente inmensa de hasta un metro, que utilizan para equilibrar el cuerpo cuando se mueven entre los árboles.

Continuando con esto último decir que son excelentes trepadores de árboles ya que sus patas y el tórax son extremadamente potentes. Subirán las presas a los árboles para evitar la injerencia de otros depredadores. Tiene una fortaleza llamativa ya que levantan piezas de hasta 90 kilos.

Dónde vive el leopardo

Se pueden ver sobre todo en África, en la parte subsahariana del continente. De la misma manera hay ejemplares de leopardo en la zona central de Asia, en la India e incluso en China.

Les encanta vivir solos sin apenas ser molestados nada más que lo justo. Esto nos dice que para nada es frecuente verlos en manadas de gran tamaño. La única vez que se les puede ver juntos será a las hembras con los cachorros.

Lo comentado anteriormente es el verdadero motivo por el que es difícil determinar el tamaño del territorio que habitan, ya que cada ejemplar velará por el territorio en el que realiza su labor de caza.

Alimentación del leopardo

Viven en los árboles pues es aquí donde ellos se ven más protegidos y cómodos. Esta ubicación la aprovechan igualmente para cazar, tanto como para comer ya que aquí suben a sus presas para darse el festín correspondiente.

Será la manera más sencilla de librarse de un plumazo de las aves o mamíferos carroñeros.

Son animales nocturnos en cuanto a los hábitos de caza, depredadores de la noche que es como nos gusta llamarlos. Atacan a animales como antílopes, ceros, ciervos…

Utilizan el acecho como técnica de caza, es decir se refugian entre las sombras o las hierbas de manera sigilosa antes de atacar. Pero si el hambre aprieta esto mismo lo hacen a plena luz del día.

Como he dicho son capaces de comer grandes animales pero de la misma manera se alimenta de pequeños roedores y reptiles.

Cómo nacen los leopardos

El apareamiento no tiene fecha determinada ya que se puede producir en cualquier época del año. Su temporada de celo dura aproximadamente unos 15 días. Rompen el individualismo que les suele caracterizar para socializar, es decir emparejarse machos y hembras para el apareamiento.

Cuando la hembra queda embarazada o ha conseguido concebir, el periodo de gestación es de tres meses, es decir las crías llegarán a este mundo entre 90 y 100 días después. Las camadas podrán llegar a ser de hasta cuatro miembros en el mejor de los casos.Cómo-nacen-los-leopardos

Las hembras protegen a sus retoños en cuevas o zonas escondidas con el fin de darles mayor protección, transportándolos de un lado a otro hasta que se hacen mayores. Su tasa de mortalidad supera el 50% en este momento de sus vidas, es decir antes del año, los que sobreviven se quedarán un año o dos con la madre.

Leopardo en peligro de extinción

Su hábitat cada vez es más “estrecho”, quiero decir que se reduce haciéndose más y más diminuto. Es el humano para variar, el máximo responsable de este asunto, debido sobre todo a la actividad que lleva a cabo en sus zonas de influencia.

Se le clasifica al leopardo como una especie casi amenazada, donde los entendidos hacen verdadero hincapié en la necesidad de desarrollar políticas de conservación para que estos animales sean capaces de reproducirse y así repoblar su hábitat.

Sabemos que su población ya no va a caer debido en buena medida a los programas de protección que existen de este excepcional animal.

Es de lo más habitual que se tenga una mala imagen del leopardo, con lo que resulta difícil convencer de la conveniencia de protegerlo.

Datos curiosos de los leopardos

*El más astuto y exitoso de los felinos de la tierra.

*Maestros del sigilo y difíciles de rastrear.

*Animales territoriales que marcan su dominio frente a los intrusos.

*Son los más fuertes de entre los grandes felinos proporcionalmente a su peso.

Vídeos de leopardos

 

Leopardos
Vota este artículo Gracias!