Saltar al contenido

Linces

linces

Los linces se pueden definir como un gato salvaje de dimensiones medias, de mirada amplia y con una tonalidad de cuerpo que se acerca al dorado en el lomo y blanco en la zona inferior.

El pelaje de los linces está compuesto de manchas de color negro que le dan un toque bastante llamativo al animal. Su cola comparada con las de otros felinos es bastante más corta, y por último decir que es el animal por excelencia en Rumanía y que su nombre en griego significa la bonita frase “ojos brillantes”

Características de los linces

Los científicos nos hablan de hasta cuatro especies distintas de linces existentes en la tierra y en estado salvaje. Si atendemos a su posible evolución es más que probable que existieran muchas más especies, pero hoy en día existen el ibérico, el canadiense, el rojo y el euroasiático.

Hábitat de los linces

Según de la especie de lince de la que estemos hablando habrá que situarla en un lugar u otro del planeta. Lo habitual es que la mayoría vivan en entornos montañosos, bosques y llanuras.

Conseguir un amplio territorio con abundante comida será fundamental a la hora de garantizarse la supervivencia, ya que cuando van perdiendo hábitat se convierte en tarea extremadamente difícil conseguir acceder a sus “víctimas”

Que comen los linces

Su dieta se basa en un amplio abanico de alimentos, desde los ratones pasando por ciervos, conejos y hasta peces. El diseño de su anatomía les permite llegar a nadar con total naturalidad.comportamiento-de-los-linces

Los dientes de los linces se encuentran perfectamente afilados con lo que atrapar a sus presas les resulta relativamente sencillo, pudiendo acabar con ejemplares que suponen hasta diez veces su tamaño, pues la fuerza de la mandíbula y dientes es descomunal.

center>

Cómo nacen los linces

La plenitud sexual es alcanzada por las hembras entre los dos y tres años de edad, mientras que los machos consiguen madurar un año más tarde que ellas.

Será en la época invernal cuando se lleve a cabo el apareamiento de esta especie, para que así los cachorros nazcan en la época estival, al calorcito. Para cuando llegue el siguiente invierno los linces jóvenes ya tendrán que valerse por sí mismos.

En esta especie las hembras madres serán perfectamente capaces de cuidar de manera excelente de sus crías, aunque es una labor complicada. Las hembras construyen una madriguera donde cobijar a las crías, permaneciendo éstas dentro de la misma sin salir a la espera del regreso de la madre con la comida.

Las hembras se ven en la obligación de aprovisionarse con la suficiente comida ya que de lo contrario no conseguirán contar con la cantidad de leche necesaria como para amamantar con garantías a los cachorros.

A los seis meses los “pequeños” ya comerán algo de carne además de la leche diaria que reciben de su madre.

Comportamiento de los linces

Llegado el momento en que los cachorros se vean perfectamente capacitados para cuidarse a sí mismos, es cuando son abiertamente vulnerables ante el ataque de sus depredadores.

Para tratar de solventar esta situación de vulnerabilidad, los machos crean pequeños grupos que además unen fuerzas a la hora de cazar y por tanto de alimentarse.

Las que llevan a cabo una vida en soledad serán por el contrario las propias hembras, si exceptuamos como es lógico la época de la cópula o a la hora de cuidar a sus pequeños.

Si se dan las condiciones adecuadas un lince puede llegar a vivir unos 12 años de media en estado salvaje, ya que en cautiverio ha habido bastantes ejemplares que alcanzaron los 20 años de edad.

El lince se ha adaptado bien a la vida en cautiverio lo que ha facilitado mucho su estudio a lo largo del tiempo.

El lince en peligro de extinción

Verdaderamente los linces cuentan con un futuro totalmente incierto pues son animales ya clasificados en peligro de extinción.

Se están produciendo grandes esfuerzos en materia de conservación de la especie, sobre todo en lo que se refiere a la preservación de sus entornos naturales.

Ni que decir tiene que es completamente ilegal la caza del lince allí donde habita, pero eso no ha conseguido evitar la caza furtiva del mismo. Todo se reduce a una falta clara de personal a la hora de proteger todos los espacios en los que se llega a mover esta espléndida especie animal.

Datos curiosos de los linces

Su género es el felino donde se incluyen 4 especies conocidas abiertamente como son: el ibérico, canadiense, euroasiático y lince rojo.

Se trata de “gatos” que habitan en la parte norte del hemisferio, por lo que su evolución ha sido clara hacia pelajes densos y largos con la finalidad de protegerse del frio invierno.

Por lo que respecta a la toponimia de la palabra lince, sabemos que su significado es “ojos brillantes”, en referencia a los ojos de estos ejemplares.

Su aspecto físico será muy relevante a la hora de diferenciarlos del resto de los gatos, incluido su cola larga y las orejas alargadas.que-comen-los-linces

Su residencia habitual se encamina más por zonas boscosas y las montañas, con lo que atraparan a sus presas de la misma manera que lo hacen los demás felinos.

Será el lince euroasiático el de mayores dimensiones de todas las especies, situados al norte de Europa y en Asia. El canadiense es el segundo en tamaño y se sitúa en el país del nombre y también en Alaska.

El ibérico es oriundo de España, siendo una de las especies más amenazadas del planeta. Por su parte el lince rojo es el ejemplar con mayor capacidad de adaptación de todos los linces, siendo unos excelentes depredadores allí donde habitan, es decir, en Norte América.

El comercio de sus pieles ha hecho que durante bastante tiempo su persecución fuera muy insistente, lo que ha provocado una merma importante de su población en manos de los seres humanos.

A día de hoy la caza de estos animales está absolutamente prohibida en el entorno de sus áreas geográficas, donde ya hay verdaderas muestras de recuperación.

Vídeos de linces

Linces
Vota este artículo Gracias!