Saltar al contenido

Delfín mular

delfin-mular

De entre los delfines ibéricos existentes, el delfín mular será el de mayor tamaño debido a los 4 metros de longitud que llegan a alcanzar algunos ejemplares, aunque se trata de una especie que cuenta con un amplio abanico de formas, colores y tamaños.

Todo lo anterior va a depender como es lógico por otra parte, de su ubicación geográfica, ya que se han localizado individuos de hasta 1,5 metros de longitud.

Por lo que respecta al peso del delfín mular igualmente encontraremos variaciones desde los 120 kilos a los 300, y esto es debido a que podemos diferenciar dos especies, por un lado están las que viven en áreas costeras y los más pesados que habitan en espacios más alejados.

Características del delfín mular

Su color es de una gran complejidad ya que poseen una variedad de tonalidades que va desde el gris al color blanco con tintes rosas, y todo en función de la luz con la que los veamos.Características-del-delfín-mular

Ciertos ejemplares por añadidura cuentan con alguna mancha en el hocico y en el vientre, sin existir grandes diferencias entre hembras y machos, aunque estos últimos siempre serán de mayor tamaño.

Información del delfín mular

El delfín mular es una especie de delfín muy interesante para la comunidad científica, pero a pesar de contar con una gran cantidad de dientes tanto en la parte superior como la inferior de su mandíbula, no los usarán jamás para masticar el alimento pues tragan las piezas que consumen al completo.Información-del-delfín-mular

La alimentación de los delfines mulares se basa en una dieta bastante variada compuesta de pulpos, calamares, besugos, merluzas, gambas, caballas, calamares…

center>

Cuenta con una llamativa costumbre, como está muy acostumbrado a convivir con el ser humano, suele nadar al lado de los barcos de pesca con el fin de hacerse con los restos de sobras de pesca de los mismos. Pero esto comporta un serio riesgo para su vida ya que en algunas ocasiones se dan accidentes que provocan la muerte de algunos ejemplares.

El delfín mular no puede ver de frente por una obviedad que no es por otra cosa que por la posición de sus ojos, ya que se encuentran situados a ambos lados de la cara.

Ante esta situación usan una técnica sonar que llama verdaderamente la atención, y es el uso de sus magníficos oídos que les permite moverse sin dificultad en el entorno, a través de sonidos de frecuencia alta que les permite conocer la ubicación de los objetos, tales como rocas, barcos y la comida.

Utilizan para comunicarse entre ellos una variedad de sonidos llamados “clics”, que cuantos más agudos más claros van a ser las imágenes.

Usarán este tipo de sonidos en el proceso de caza grupal como para llegar a conocer a otros ejemplares, para orientarse en el mar y para detectar la presencia de los depredadores.

Comportamiento del delfín mular

Los delfines de esta especie suelen tener un comportamiento definido por su carácter gregario, pues está en su hábito formar grupos de muchos individuos compuestos en su mayoría por delfines de la misma especie.

En ocasiones ciertos ejemplares se separan de la “manada” para nadar completamente solos. Se adaptan perfectamente a la presencia de otras especies de animales, no tienen mayor problema, incluso toleran la presencia cercana del hombre.

Llama mucho la atención la velocidad con la que son capaces de nadar. Se tienen registros de haber alcanzado los 50 km por hora y nadando a velocidad constante lo hacen entre 25 y 30 km a la hora.Comportamiento-del-delfín-mular

Esta velocidad de crucero les permite hacer travesías bastante largas, y a esto le añadimos lo bien que consiguen bucear, pues lo hacen como auténticos expertos en la materia llegando a descender hasta 200 metros de profundidad, aunque los 30 son los metros más habituales entre los que se suelen mover.

En estado de relajación un delfín mular se puede perder bajo el agua has 20 minutos seguidos sin ningún tipo de problema.

Por la noche un delfín mular suele dormir una media de 4 horas, mientras que el resto del día no dejará de hacer cosas constantemente. Actividades tales como grandes desplazamientos para cazar y además jugar, que es algo que les encanta; también destacamos su capacidad solidaria ya que jamás abandonan a un individuo enfermo.

Utilizaran técnicas de defensa colectiva en el caso de que en un momento dado se vean amenazados.

Hábitat del delfín mular

Existen bastantes ejemplares de esta especie de delfín mular que viven en aguas próximas a la costa, entrando en muchas ocasiones en los ríos a través de estuarios de tamaño grande, mientras que lo ejemplares de mayor tamaño residen en aguas abiertas y oceánicas.

En la mayor parte de las costas de España se pueden divisar a estos delfines, de la misma manera en las islas Baleares que en las costas peninsulares. Será en la costa peninsular donde habiten las especies más costeras de todas, que a su vez están relacionadas de manera importante con la actividad humana.Hábitat-del-delfín-mular

Años atrás el delfín era una especie bastante más numerosa que en la actualidad, ya que ahora su número de ejemplares se ha reducido considerablemente quedando grupos cada vez más pequeños y bastante fragmentados.

Se han detectado grupos de ocho y hasta treinta ejemplares, aunque será en Galicia donde los podamos ver por cientos y de tamaños considerables.

El delfín mular es muy habitual verlo en los acuarios por su gran capacidad de adaptación a estar en cautividad.

Como siempre, el peor enemigo del delfín mular es el propio ser humano y sus nefastas acciones tales como al caza y la propia contaminación del entorno.

Como nace el delfín mular

En cuanto a su proceso de reproducción hay que destacar que para saber el sexo de un individuo tendremos que detener nuestro análisis en la parte del vientre.

Los machos cuentan con dos aberturas, la más próxima a la cola será el ano y la otra es la genital. Las hembras cuentan con las mismas pero mucho más próximas entre ellas. En cada una de ellas observamos dos pliegues que es donde se sitúan las mamas.Como-nace-el-delfín-mular

Normalmente se reproducen en primavera aunque esto varía de una especie a otra y lo mismo pasa con el área donde habitan.

Las crías nacerán durante el verano tras  meses llegando a medir hasta un metro y  kg de peso. Su color irá variando pasando por varias tonalidades.

Serán sus compañeras las que cuiden de la que se encuentra de parto ayudándola en el caso de que sea necesario.

Las hembras darán de mamar a las crías hasta  meses, aunque tras los  primeros meses de vida ya reciben algo de comida sólida hasta el mismo momento que aprenden por si solos a cazar. Será a los dos años cuando estos delfines mulares sean ya plenamente autónomos.

Vídeos de delfines mulares



Vota este artículo Gracias!