Saltar al contenido

Osos

caracteristicas-de-los-osos

Se dice que los osos tienen un parentesco lejano con el perro, aunque es una obviedad que su tamaño es mucho más grande y no tienen cola. Este es un motivo por el que se le  puede considerar un animal dócil, aunque más bien es todo lo contrario.

Tipos de osos en peligro de extinción

El oso, como casi todos los animales, puede ser muy peligroso y agresivo cuando se siente amenazado. Por su corpulencia y tamaño puede llegar a matar a una persona, incluso de un solo zarpazo, así que mucho ojo si te encuentras con uno.

Principales características de los osos

Los primeros datos que tenemos de osos nos muestran que su tamaño no era superior al de un zorro. La evolución con posterioridad hizo que se convirtiera en un animal de mayor corpulencia.osos-en-peligro-de-extincion

 

El oso es un mamífero que pertenece a la familia Ursidae, y según las distintas subespecies existentes, pueden ser omnívoros o exclusivamente carnívoros. Pero a pesar de esta distinción, pueden llegar a consumir otros alimentos, lo que dependerá de la disponibilidad en cada momento.

Algo característico de esta especie es el dimorfismo sexual, que no es otra cosa que el macho tiene un mayor tamaño que la hembra.

Según la subespecie su tamaño puede variar, desde los 70 cm hasta los 1,80 cm de altura. En cuanto a su peso desde 80kg hasta los 800kg.

center>

Donde situamos a los osos en el mapa

Hay un montón de subespecies, por lo tanto encontramos osos en muchas partes del planeta, sobre todo en América, Europa y Asia. Solo hay una subespecie que podemos encontrar en el hemisferio sur.

Muchas de estas subespecies se encuentran en la actualidad en peligro de extinción, y algunas de ellas ya en estado crítico debido como no, a la propia acción del hombre.

El oso frontino. Sufre muy directamente el tráfico ilegal debido a falsos mitos y creencias, siendo el más amenazado del mundo.

El oso negro asiático. Afectado por el tráfico ilegal de partes de osos, en el mercado de la medicina tradicional china. Hoy en día apenas hay ejemplares en Japón y sur de Rusia.

El oso panda. Cuenta con menos de 1000 animales en su estado salvaje.

El oso polar. Una vigilancia exhaustiva y los acuerdos internacionales van garantizando su supervivencia, con lo que no podemos decir que esté amenazado.

El oso pardo. En el sur de Asia y la Europa Occidental está casi extinguido. A mediados del siglo XX despareció de México, mientras que en el resto del mundo no se encuentra en peligro su existencia.

El oso bezudo. Otra especie amenazada por la medicina tradicional china, ya que le atribuyen poderes curativos  a determinadas partes del cuerpo, con lo que su población ha bajado significativamente.

El oso malayo. Desconocemos su estado actual, pues su hábitat se está destruyendo, el tráfico de crías y los cazadores furtivos nos predispone a considerarla como otra subespecie en peligro de extinción.

Como es la reproducción de los osos

Su nacimiento se relaciona directamente con las estaciones del año en las áreas templadas, pero no ocurre lo mismo en el trópico.

Es una especie como podemos denominar como promiscua, donde los dominios de los machos están por encima de los que tienen las hembras.

Se comunican con pocos sonidos y gestos, tanto es así que los zoólogos aún no han podido determinar si las orejas hacia atrás o en punta, pueden significar alguna señal en concreto.

El periodo de gestación de las crías de oso es relativamente corta, aunque puede parecer más larga por la implantación del óvulo fecundado que termina por alargarse en el tiempo.

Lo más normal es que tengan entre una y tres crías al año, que nacen desnudas y con un peso que oscila entre 200 y 600 gramos. Los osos que habitan en áreas frías tienen un letargo invernal que coincide con la gestación delas crías.

Su temperatura y pulso no desciende, con lo que no podemos hablar de una hibernación real, aunque en ese periodo no comen y su supervivencia es gracias a la grasa acumulada durante la época otoñal.

Cuando nacen, las crías son tan pequeñas que no pueden por si solas regular la temperatura, con lo que nacen y permanecen al reguardo de la guarida.

Qué Comen Los Osos

Sí que es verdad que la mayor parte de las distintas especies de osos que conocemos se las denomina carnívoras, pero no es menos cierto que en verdad se alimentan de plantas, peces, insectos y animales.

Deambula la mayor parte de su tiempo en búsqueda de nuevos hábitats, comiendo vegetales, insectos y todo aquello que encuentren disponible en el entorno. Siendo el consumo de vegetales más del 90% de su dieta anual.

Para atiborrarse de proteínas y grasas también comen pescado y carne, aunque la mayoría de ellos no habitan en áreas costeras con lo que dependerán de los animales muertos, es decir, lo que habitualmente se conoce por carroña.

Existen otros osos que demuestran una gran habilidad a la hora de cazar alces, caribúes o ciervos. Otros habitan en lugares donde las truchas, el salmón y otros peces durante buena parte del año desovan, convirtiéndose en una excelente fuente alimentación.

Llegada la primavera los osos abandonan sus guaridas, pero es una época donde la comida es bastante escasa para ellos. Salen que se comen el mundo y lo peor de todo es que hasta el mes siguiente los árboles no darán sus frutos deseados.

Durante esta época se alimentan de forraje, algunas baya y de animales muertos.

Los osos pardos escarban con sus garras en la tierra en busca de raíces, bulbos de lirios y alimentos ricos en algodón

Los osos costeros consumen juncias y raíces de col fétida, junto con salmones muertos tiempo atrás. Irán perdiendo peso paulatinamente en la primavera debido a la escasez de alimentos.

Cuál es el comportamiento de los osos

En nuestra relación como seres humanos con los osos, es fundamental entender cuál es su comportamiento con el fin de generar un ambiente seguro por ambas partes.

No siempre pero si la mayoría de las veces, no interpretamos correctamente su manera de comportarse, y será el miedo el protagonista en la actitud de los humanos.

Para descubrir su comportamiento es fundamental  la interpretación de sus gestos y sonidos, basado en los temores del propio oso.

Su comportamiento puede ser totalmente predecible. Cuanto más sepamos de los osos y de sus manifestaciones, más posibilidades tendremos de salir airosos de un encuentro casual con estos imponentes animales.

Nos tiene que quedar muy claro que los osos no son animales feroces por naturaleza. Lo normal es que sean individuos tímidos, que prefieran salir corriendo antes que tener que vérselas con un humano.reproducción-de-los-osos

Si el hambre no aprieta y se ven obligados, permanecerán cerca de los humanos, de lo contrario siempre los van a tratar de evitar.

Como muchos animales, los osos disponen de su propio espacio, el cual siempre va  a defender. Si un humano penetra en ese espacio, al oso no le quedará más remedio que actuar, bien  sea para salir corriendo  o para ponerse en plan agresivo. El tamaño de este espacio será distinto según la especie o la ubicación en la que se encuentre.

Cómo se comunican los osos

En líneas generales los osos se comunican para proteger a las crías, buscar pareja o rebajar las tensiones de los grupos.

Una de las primeras enseñanzas que debemos asimilar sobre el comportamiento de los osos es la forma en cómo se comunican, pues son bastante predecibles.

 

Estos animales no vocalizan, con lo que la imagen de las películas de sonidos poderosos ya la puedes ir borrando de tu mente. En realidad emiten gruñidos cuando expulsan el aire de distintas maneras o a través de una vocalización peculiar.

Hay determinados osos, como son los negros, que se comunican vocalizando con tres niveles diferentes. El más bajo es a través de gruñidos y chasquidos de baja intensidad, que usan en situaciones divertidas con los cachorros.

El nivel 2 se define por los soplidos, acompañados con determinados gestos como el plegar el hocico y elevar el labio superior. Esto nos muestra que el oso tiene miedo o está nervioso.

El nivel 3 es cuando los osos producen un chasquido con los dientes, siendo otra expresión de miedo. Situación que como siempre se suele malinterpretar con intento de agresión.

Otro tipo de sonido característico de estos animales es el carraspeo, asociado igualmente al miedo. Emiten el sonido una vez que ha huido o se han subido a un árbol, es decir que ya se siente a salvo.

Mas sonidos de los osos que podemos describir son el berreo, cuando se encuentran doloridos, gemidos asociados al estar asustado, gemido agudo en situaciones de lucha o combate, y un sonido gutural profundo cuando están muy seriamente amenazados por algo.

Los osos también se comunican con los olores, y lo hacen para enviar señales a sus semejantes, y lo hacen con la orina, las haces y el olor corporal. Esto puede identificar el sexo y la edad de los individuos.

También marcarán los árboles con su olor. Lo hacen de pie y frotando la espalda, los hombros y la cabeza. En ocasiones muerden o arañan los árboles. Esto lo hacen más frecuentemente los machos adultos, asociado a la época de celo, aunque lo podemos observar también en cualquier época del año.

Cómo hibernan los osos

Pese a lo que puedas pensar, los osos no hibernan por el frío, más bien es un tema de alimentación, es decir, tan simple como que en invierno la comida es más escasa.

Son muy cómodas las hembras y dan a luz en este periodo de hibernación, más o menos hacia la mitad del invierno, y les darán de mamar hasta la primavera.

Otro mito que hay que desterrar es que lo osos no entran en un letargo profundo, sino que su temperatura corporal desciende unos 8 grados y su ritmo cardiaco disminuye. Quemarán unas 3000 calorías durante el invierno, con lo que el resto del año necesita engordar todo lo que puedan con el fin de acumular grasa suficiente para pasar el invierno.

Absorben durante este tiempo de hibernación sus propias heces y orines en forma de proteína. Perderán entre un 30 y un 40% de su masa corporal durante este tiempo.

Al salir de sus madrigueras, pasarán un tiempo en lo que se conoce por “hibernación móvil”, aproximadamente unas tres semanas, durante las cuales parecerá que están aturdidos, y así hasta que se les pasa.

Los sentidos de los osos

Son animales con sentidos muy desarrollados, que les permiten cazar, adaptarse al medio y por tanto sobrevivir.

El olfato de estos animales es impresionante, más agudo que el de los perros. Esto es debido a que en el interior de su hocico hay un montón de nervios olfativos. Le ayudará a controlar a presencia de intrusos y la localización de presas y comida.

Captan muy bien los sonidos agudos y son los únicos en tener unas orejas redondeadas, lo que le permite girarlas y captar así mejor los sonidos. Incluso son perfectamente capaces de transmitir emociones a través de sus orejas.

La vista igualmente es espectacular, ya que puede ver en colores y a grandes distancias.

Del tacto se sabe muy poco pero se intuye que algo hay pues las patas están compuestas de carne principalmente.

Osos en peligro de extinción

Podemos enumerar los motivos del porqué los osos están en peligro de extinción, y como vas a ver las causas son bastante comunes a todas las especies del planeta.

De las ocho especies que hay, seis corren verdadero riesgo de desaparecer de la tierra, ya que se enfrentan a múltiples peligros tales como la caza, cambio climático, pérdida del hábitat, etc.

Desaparición de su hábitat natural. Los osos se enfrentan a la pérdida de su espacio natural por la acción humana de ampliar las zonas de cultivo.

La caza. Al existir todo un comercio ilegal en el mundo de partes de oso, sobre todo utilizadas por las medicinas tradicionales.

La caza de recreo. Esta está legalizada en muchos países, viéndose amenazada la población de estos animales cada vez más.

El calentamiento del planeta. Aquí lo sufren sobre todo los osos polares, pero también hay otras que también lo sufren al ver diezmada sus principales fuentes de comida.

El choque con los humanos. Al disminuir su espacio vital se ven forzados a acercarse a las poblaciones en busca de alimento.

Vídeos de osos

Osos
3 (60%) 1 vote[s]