Saltar al contenido

Oso Malayo

oso-malayo

El oso malayo se caracteriza por ser la especie de oso más pequeña de las que habitan en el planeta tierra, además de tener el calificativo de la más “extraña” de todas. Su nombre científico es Ursidae Helarctos malayanus.

Su denominación puede ser distinta en función de distintos criterios, ya que de esta manera se le puede llamar:

  • Oso del sol atendiendo a la marca que de color oro y con una forma de media luna, tiene dispuesta en su pecho.
  • Oso de miel, ya que es un gran aficionado a este rico manjar.
  • Oso perro, simplemente por sus dimensiones.
  • Oso malayo, por su lugar de emplazamiento.

En líneas generales de esta especie de osos apenas se conocen cosas más allá de su rareza y escasez de ejemplares.

Características del oso malayo

En cuanto a sus dimensiones más o menos es la mitad que el oso americano. Con unas dimensiones de media que van desde 1,5 metros de alto hasta los 70 kg de peso. Aquí los osos macho serán más grandes que las hembras en un porcentaje que ronda el 20% más.

Como sucede con la mayoría de los osos, el malayo es perfectamente capaz de levantarse sobre las patas de atrás con la finalidad de avistar posibles peligros u observar objetos que se encuentran a buena distancia.caracteristicas-del-oso-malayo

Por lo que respecta a su pelo, éste tiene una tonalidad negra además de ser muy denso y corto, esto ayudará a repeler la lluvia y el barro de manera eficaz. Su hocico presenta un color que va desde el gris claro al naranja que en ocasiones llegará hasta sus ojos.

Las orejas del oso malayo son redondeadas pero además bastante más pequeñas que la de sus hermanos de especie. Por el contrario cuentan con un excelente sentido del oído.

center>

Si nos fijamos en la manera de andar del oso malayo es totalmente característica pues poseen unos pies que giran hacia el interior, muy parecido al oso perezoso. Con unas garras bastante afiladas que los habilitan como excelentes trepadores.

Tienen una lengua estrecha y alargada lo que les va a permitir a los osos malayos sacar la miel de colmenas y atrapar insectos de los árboles con relativa facilidad. Por el contrario sus dientes tienen una forma más aplanada si los comparamos con los del resto de osos.

No se puede afirmar categóricamente que sea un ejemplar especialmente carnívoro, y a pesar de ello cuentan con unos colmillos que perfectamente se pueden comparar con los de los tigres e incluso leones.

Dato curioso de estos osos es la posibilidad de observar la edad de los mismos a través de los anillos que se forman en sus dientes, similar a los anillos que se forman en los troncos de los árboles.

Tiene fama de agresivo el muy puñetero, atacando en ocasiones sin causa alguna. El hecho de disponer de dientes grandes, colmillos afilados, mandíbulas fuertes y garras potentes, les define como un animal totalmente peligroso.

Lo que acabo de comentar supone una importante diferencia con el resto de los de su especie, que apenas atacarán a otros animales o a los seres humanos, y que en el caso de hacerlo solo responde a situaciones extremas en las que se sientan en peligro o por proteger a los pequeños.

Dónde vive el oso malayo

Lo situamos de forma preferente en los bosques tropicales del sur este asiático, centrado en países como Myanmar, la India, Malasia, Tailandia, Camboya, Vietnam, Indonesia, Laos y Brunei.

Debido a lo accidentado de su terreno se situamos a Laos como el último reducto existente para el oso malayo, ayudado por la escasa presencia del ser humano y de la existencia de abundante zona boscosa.donde-vive-el-oso-malayo

Las dimensiones de su territorio van a depender en gran medida por la existencia de abundante alimento. Pasarán la mayor parte del día tomando el sol o durmiendo en sus habitáculos que ellos mismos construyen en los árboles.

Que come el oso malayo

La dieta del oso malayo es la que corresponde a un animal omnívoro, con una amplia variedad que va desde la miel hasta la fruta, pasando por caracoles, lagartijas, pájaros, huevos, roedores y todo tipo de animales de pequeño tamaño.

Añadiremos a sus hábitos alimenticios el gusto por las puntas de las palmeras, los brotes, raíces, nidos de abejas e insectos en general.

Como nace el oso malayo

Se trata de osos que no llegan a hibernar, por tanto se pueden reproducir a lo largo del año sin época determinada. La fase de apareamiento viene a durar entre un par de días a una semana.

Este proceso de define como un momento bulliciosos debido a que los osos comienzan a abrazarse, a luchar de manera fingida, a menear la cabeza, a gruñir y a darse alguna que otra “caricia”.

El proceso de la cópula es bastante parecida a la que llevan a cabo los cánidos.

Las crías tardarán en la gestación aproximadamente unos 90 días, aunque ha habido ocasiones de hasta 230 días lo que viene a sugerir una implantación diferida.

Suelen tener una o dos crías debido fundamentalmente a las condiciones climáticas ya la disponibilidad de alimento.

Los pequeños nada más nacer son ciegos y sin pelo. Pesarán una media de 500 gramos, aunque se desarrollan muy rápido y en apenas un par de meses van a ser capaces de comer con su madre.como-nace-el-oso-malayo

Los científicos han observado la existencia de parejas con sus crías, a pesar de que se trata de una especie bastante solitaria a excepción del momento del apareamiento y del cuidado de los pequeños.

Cuando son jóvenes van a estar con su madre hasta que llegan a la madurez, que el caso de las “chicas” es a los tres años y en los “chicos” a los cuatro.

Amenazas del oso malayo

El principal problema al que se enfrenta el oso malayo es la pérdida progresiva de su hábitat natural y a la caza. Son apreciados por su carne y como uso para algún medicamento.

Está totalmente prohibida su muerte aunque es algo que no se llega aplicar en la práctica.

La esperanza de vida del oso malayo llegará incluso hasta los 30 años.

Vídeos de osos malayos



Oso Malayo
Vota este artículo Gracias!